30 de diciembre de 2012

Nada tan difícil como decidirse

Decisiones, dudas y reflexionan nos sacuden estos días a tu padre y a mí. Los vuelos de avión, hoteles, la Loa, la fecha del viaje, la baja maternal y permiso de paternidad... Un mar de dudas en que nos encontramos tomando decisiones que, aunque son precipitadas en el tiempo, no por ello son innecesarias.

A lo que iba. Por fin he ido a comprar algo de ropa para papi y para mí, y puesto que era una de esas tiendas donde te puedes empezar a vestir cuando naces y vestirte también siendo una anciana, por fin repito, tu madre ha bajado un poco el bloqueo emocional que me arrastra estas semanas y se ha decidido a comprarte algo de ropa. ¡No todo va a ser de la prima! Algo deberás de estrenar, pero:

- sección zapatos y medias, calcetines leotardos, leggins... Hija mía, que talla usas? Decido no comprar nada de esta sección hasta consultar con mi hermana y que me cuente su experiencia con Norah. Los zapatos son muy personales, la verdad...

- bodis y camisetas interiores. Umm... De qué talla? Ahora tienes dieciocho meses, a punto de cumplir los 19, así que cuando te vayamos a buscar rondarás los dos años, pero dos años de una raza que no brilla por su corpulencia. Umm... Decido meditarlo y dudo de nuevo. Además., unos tienen botones, otros corchetes, otros cremallera... Cual elegir? Y manga corta, o larga o media manga? Porque ahora en tu tierra está nevando, pero en tres meses la media de temperatura será primaveral y la manga larga te molestará. En fin, algo más para decidir con posterioridad.

Lo mismo me ha pasado con la ropa, camisetas, vestidos, pantalones y hasta un gorro,quien va por tallas... Y después de mucho buscar, he comprado lo único que tenía algo claro: un paquete de cuatro bragas de talla dos años. Y ahora que las he visto tranquila en casa, he pensado que ahí no cabe un pañal... Así que no creo que te sirvan.

Y después de mucho pensar, me he dado cuenta de que vamos a estar en China, de habrá supermercados y tiendas de ropa seguro, y que mejor te llevamos algo de ropa básica y el resto se compra allí, cuando estemos en tu tierra.

Al fin y al cabo, casi todo lo que miraba hoy, es Made in China...

22 de diciembre de 2012

Ale, a llorar de nuevo

Así es como te quedas cuando lees la entrada de otra mami adoptiva que nos dedica una canción, que llevo escuchando dos años consecutivos. Este año no sólo me lo dedica, es que además me siento totalmente identificada.

No he podido ni responder. ¿Qué respondes a alguien que se emociona con tu camino teniendo el suyo siempre tan enredado? Me quedo sin palabras. Juzgad vosotros.
Gracias Syl...

http://desenredandoelhilorojo.blogspot.com.es/2012/12/felices-fiestas.html?m=1


18 de diciembre de 2012

Esperando la LOA



Registro en China de la preasignación: 4 de diciembre. ¡¡¡Sólo hace dos semanas!!!

Deboro foros, grupos de facebok, de Yahoo, de Google, de lo que sea. Encuentro familias que han recibido la LOA a las 4 semanas. Otra que a los dos meses. Otros, que la acaban de recibir tras ¡¡¡6 meses!!!. Repito. ¡¡¡6 meses!!!.

No puedo imaginar la angustia de estar 6 meses esperando que llamen por teléfono. Es como estar en la cola de eurodisney. La cola se retuerce, hace laberintos con cuerdas por donde pasa la gente. Parece que avanzas un montón, vés una puerta... y aparece otro paisaje de gente haciendo la misma enrevesada cola que tú. De repente, lees el ansiado cartelito: "Desde este punto, la cola es de 1 hora y 15 minutos". Miras para atrás viendo a los pringadillos que se acaban de poner en la cola pensando: Ja, la llevan clara. Y en tu interior la malévola satisfacción de ir mucho más adelantados...

Yo estoy esperando ese cartelito. Aún no alcanzo a verlo porque es un cartel que se encuentra al doblar una esquina de la cola. De repente, aparecerán las palabras mágicas: "Acaba de recibir la LOA. Desde este punto, ya sólo le quedan 5 semanas para cambiar su vida".

El problema es que aún no veo la esquina donde se encuentra el cartel. Y además, a papi se le ha ocurrido la genial y seria frase, dicha al estilo Christian Grey, del tipo: "Nena, el mundo tal y como lo conocemos, acaba en el 2012". 

Papi sigue con mil tediosos temas en la cabeza que hacen que esté más entretenido. Yo soy la impaciente. Soy así. Soy la que va al super y compra un producto y tiene que probarlo en el coche antes de llegar a casa. La que da los regalos de cumpleaños con días de antelación porque me encanta ver la cara de sorpresa. La que abre la caja de bombones que me acaban de regalar y me como uno sin pararme a leer de qué está relleno. La que bombardéa a papi a diario sobre tu habitación, el colecho, la lengua de signos... sin darme cuenta que ha venido derrotado del trabajo y sólo necesita unos minutos de paz. Esa soy yo. ¿y quieren que espere meses? ¿Estamos locos o qué?

Ya he mirado todos los aviones que vuelan a Pekín desde Europa. He mirado el modelo de avión y he buscado en San Google su seguridad (vamos, cuantas veces se ha accidentado). He buscado las compañías más seguras, aeropuertos seguros. He buscado fotos de los asientos, foros donde hacen recomendaciones. Sitios para visitar de tu provincia. De Pekín...


Hace unos días cenando con unos amigos, ya padres adoptivos, ella me miraba y me decía: "ya sé lo que te pasa. Tú lo que tienes es que te has hecho un bloqueo emocional y así no sufres". Has dado en el clavo.

Papi se duerme por la noche mirando tu foto. Pone el video del orfanato varias veces con la gente que conocemos. Lo pone con columen alto, sin volumen, rebobina los momentos interesantes, traduce lo que dicen los cuidadores, interpreta tus gestos, comenta lo guapa que eres, lo pone a más velocidad, da al pause, agranda la imagen...

Yo sin embargo, tengo la foto de mi niña en el móvil. La veo cada hora más o menos, porque no tengo reloj y siempre miro la hora en el telefonillo. No veo tu video. No duermo viendo tu foto. Pero pienso en tí (nosotros, los 3) constántemente.

Si tuviera que quedarme con una imagen, me quedaría con esta: 1 de diciembre de 2012. 12 de la noche. Papi y yo con nuestros Ipads. Luz apagada, monitores encendidos. Yo buscando foros. Miro a la izquierda. Papi mirando tu foto, tu cara agrandada en el monitor. Una ténue luz azul le ilumina el rostro. Te ilumina a tí también. Los ojos de papi brillan. Es felicidad. Sólo eso. La más pura y sincera felicidad en su rostro. Me mira. Me besa. Apaga el monitor... y se duerme. Adivino con que soñaría esa noche.

LY, estamos más cerca

6 de diciembre de 2012

La Sección Prohibida de IKEA


 Con estos ataques de impulsividad que nos dan a papi y a mí, acabamos marchándonos a IKEA un martes a las seis y media de la tarde para comprar el armario de tu habitación. ¡Qué gusto da poder ir entre semana, todo vacío, sin gente, sin prisas!. Fuimos directos a ver el armario (menos de 3 minutos para decidirnos) y acabamos entrando en la "Sección Prohibida".

La sección prohibida es el área que siempre más me ha gustado de esa tienda y al mismo tiempo la que más he evitado. La sección de niños.

Por una parte, no saber que edad ibas a tener, sexo, patología... Eso invalidaba mirar una sección prometedora que tiene artículos interesantes, pero... ¿Qué compras haces cuando no sabes lo que esperas y cuando tu rango de edad es de 0 a 6 años? ¿Compras una cuna o una cama grande? ¿Te decides por unos colores o por otros? ¿Acabas comprando juguetes de edad de +3  cuando a lo mejor tienes meses?

Nos ha sucedido igual con los cuentos y los libros. Hemos visto cuentos muy interesantes para niños de entre un año y dos que nunca nos hemos atrevido a comprar por si la edad asignada era sensiblemente superior.Y por supuesto, ahora que por fín sabemos tu edad y sexo, estamos inmersos en esta maldita crisis y, siendo afortunados y teniendo trabajo los dos, no nos permite gastarnos el dinero en las cosas que nos gustaría comprar. Y no hablo de muebles o de pijotadas, sino de cosas educativas, que despierten la imaginación, que nos permitan jugar contigo y ayudarte en tu desarrollo.

Bueno, a lo que iba. Estando en la sección prohibida vimos un montón de objetos que sabemos que te encantarán, pero que aún no nos atrevíamos a comprar pues no sabemos si te gustarán o no. De repente, apareció ELLA...

ELLA era una niña pequeña que se arrastraba por dentro de un túnel de plástico y se lo pasaba pipa. No sabíamos su edad, ni su estatura, pero andaba y corría cual bichejo por toda la tienda. Miré a papi y le pregunté: ¿Cuánto nos han dicho que mide ahora LY? Al saberlo, desplegué mi metro enrollable y, con la excusa de medir unos muebles que ni siquiera nos gustaban, íbamos persiguiendo disimuladamente a la niña por toda la sección para intentar medirla. Vaya poema. Tus padres persiguiendo a una renacuaja por toda la tienda con el metro desplegado.

Al final, vino su madre y, como lo de medirla delante de ella no era plan, y antes de que nos denunciaran por acoso (ya me imaginaba yo captada por las cámaras de seguridad persiguiendo disimuladamente a esa preciosidad con algo extensible en la mano) nos sinceramos y empezamos a hacerle preguntas. Qué tiempo tenía, cuánto medía, qué cosas le gustaban de la tienda... Le explicamos nuestra situación, de que estamos asignados a la espera de confirmación y que nuestra hija medía lo que medía y que tenía la misma edad que la suya. Y nos tocó el chollo, porque esa mami sacó su iPhone y empezó a mostrarnos las fotos de la habitación de su hija y lo que más le gustaba. Fue muy educada y amable.

Ahí ya se arremangó las mangas tu padre, y empezó a coger todos los artículos que le habían gustado a la niña, con la esperanza de que también te gusten a tí. Además de juguetes de madera y un pequeño etc que cupieron en una única bolsa azul.Por el momento, ya lo tenemos todo. Sólo nos queda la LOA, la TA, el viaje y... TÚ.


29 de noviembre de 2012

Tu silla de paseo


Qué buena idea, ¿Eh? Así podemos ir a China en bicicleta sin necesidad de coger el fastidioso avión...

Bueno, ahora en serio... ¿Cómo es posible que valga taaaaanto dinero una silla de paseo? Las hay ligeras, pesadas, incómodas, acolchadas, con ruedas de monopatín o incluso de aeroplano. En fín, ya sabíamos que iba a haber poca capacidad de elección. Y cómo encima se empeñan en venderte todo el pack! Pues no Señor, que mi niña ya es mayor y necesita una silla adecuada a su tamaño.

De camino a la tienda iba hablando con Dani y pensábamos respuestas a nuestras preguntas. Yo le pedía a papi que si me preguntan que de cuántos meses estoy, que me deje responderles, mas él, más sabio, ha respondido con un -tú déjamelo a mí, que cuando les siga que estas de seis meses y que pensamos que pesará en torno a 9 kilos, me voy a reír de ver su cara.

Afortunadamente las personas que allí trabajan no han hecho preguntas. Están más acostumbrados a la adopción de lo que yo pensaba. Ha sido ver nuestra altura y anchura, y han sacado los cuatro carros que más cómodos que podían resultarnos a los tres. Si, Ly, a los tres. Ha ganado un modelo por goleada y he encontrado una súper oferta en internet. Y aunque no es de color rosa molón, es un color sufrido que resistirá manchas y otras sustancias, jajaja.

Sólo una pista... Tiene nombre de pájaro.

Comienza bien el día, mi niña, que papi ya se ha dormido viendo tu foto y maravillándose de la suerte que tenemos. Mientras, tú ahora te acabarás de despertar, habrás tomado un biberón ...


27 de noviembre de 2012

¿Monto ya la cuna?

 


¡¡¡Ay!!!, que complicado es no tener aún la Asignación oficial. La espera a ese papelito de China que dice que sí, que por parte de ellos no hay problemas con la propuesta de asignación hecha en España nos está dejando de los nervios. Así que, para no aburrirnos, los amigos y familia (mi hermana principalmente) se han dedicado a mandarnos mails, wassaps o llamadas nocturnas "...porque no podía dormir pensando en lo de la niña..." y nos han dado 100 consejos.

Con el encuentro.
Con los días en China.
Con el avión.
Con la temperatura de la región de mi niña.
Con la comida de la niña.
Con nuestra comida.
Con la preparación de la habitación.
La ropa, la cuna, el armario, la cómoda, la trona, los pañales, biberones, sacamocos, toallitas higiénicas, el carro, las sillitas para el coche, la bañera, el jabón, la cremita, antibióticos, la pintura de la habitación...

y ojo...
Con los PADRINOS y
Con el NOMBRE.

Además de dinero, economía y demás temas inevitables. Incluso algún despistado nos ha preguntado si hay que ir a por ella o si nos la traen a casa. Por un momento me he imaginado un paquetito de Seur y casi me retuerzo de risa. Creo que hay algunos que aún creen que los niños los traen las cigüeñas o que nacen de un lindo repollo.

Resumiendo. Mis planificaciones y yo, porque mi esposo se encuentra en el limbo y actualmente sólo es capaz de pensar en los planes que no superen las 24 horas. Me atrevo con él con planes de dos días, pero planificar más de tres... ¡¡¡una locura!!!. Mi pobre esposo anda liado con cientos de temas que ahora no vienen al caso y por supuesto, no deja de pensar en su hija ni un momento, aunque intenta que no le afecte a su rutina laboral.

Yo ayer contaba los "fines de semana" libres de los que disponemos hasta el viaje. Quitando un fin de semana en que nos iremos de relax, y dos más por fiestas navideñas y reyes, presuponiendo que nos vamos entre los meses de febrero-abril... nos quedan libres de media... UNOS DOCE FINES DE SEMANA.

Así que ahí estábamos mi hermana y yo, a las once y media de la noche discutiendo qué era realmente importante para YA y qué hacer a continuación de la lista antes comentada. Y la lista, hecha y pensada para hombres, ha quedado reducida a tres cosas.
- Armario.
- Cochecito.
- Sillita del coche.

Armario porque tenemos muuuucha ropa de la sobrina que por edades le viene a la niña, y hay que lavarla y plancharla y colgarla en un sitio donde luego no se pasee uno de nuestros gatos dejando pelos flotando. Por el momento, operación plancha y lavado en marcha y colgando la ropa en habitación de invitados. LLamando a carpinteros y viendo armarios de ikea, leroy merlin, etc.

El cochecito leré... ayer Dani no diferenciaba entre un cochecito y una silla de paseo. Lo entiendo. Es demasiado complicado de explicar (jajajjajajaja) así que mañana iremos a la super-tienda de cochecitos y elegiremos un par de modelos. Nuestra decisión es clara. Dada nuestra altura y tamaño de los pies, además de anchura, una silla cuyas ruedas traseras sean anchas y estén separadas y un asidero regulable a la altura de los casi 1'85 de mi marido. Vamos, que sólo habrá 3 o 4 modelos a elegir. Luego veremos si nos esperamos a las rebajas o qué hacemos...

La sillita del coche. Algo que me parecía tan sencillo, mi hermana estuvo casi 20 minutos explicando anclajes, sujeciones, anchura, regulación, pruebas con domos, etc. ¡¡¡a veces odio su profesión de riesgos laborales!!! Resumiendo. Dejo este enlace con las pruebas que ha hecho la Race a un muestrario de sillitas señalando las que van bien, son seguras, etc.
http://www.race.es/seguridad-vial/sillas-infantiles
Tras hacer Dani una excel con las caratacterísticas de cada sillita, llegó a la última página donde la comparativa ya estaba hecha. Lo cuento como anécdota... para que no os pase (yo me fui directa a la última página sin ver lo que ponían las otras 59... cosas de mujeres).

Y por el momento, YA. Queda mucho por hacer, pero esas tres por ahora parecen las importantes por el tiempo que se tarda en construir, montar, encargar...

 Próximo apartado: la pintura de la habitación montar la cuna, colchón, sábanas, etc. y dejarla ya pre-preparada. Cuando esté aquí nos plantearemos los muebles según necesidades.

¿Alguna otra idea que se me haya pasado?. Dejaré las anécdotas con amigos y familiares para el día de la asignación oficial, porque ha habido de todo...

LY sigue esperando...


25 de noviembre de 2012

¡¡¡PRE-ASIGNADOS!!!

 
¿Es nuestra hija? ¿De verdad estos ojos que nos mira en la foto son los de nuestra hija?
No puede ser, esto no es real. No puede estar pasando.

¡SOMOS PADRES!   ¡SOY MAMÁ!

Papá y yo estamos fundidos en un abrazo y lloramos los dos, lágrimas de felicidad mientras nos miramos a la cara, nos tocamos el rostro, secamos nuestras lágrimas el uno al otro y vemos tu fotografía.

¡Esto es un sueño, es un regalo del cielo! Tú aún no lo sabes, pero ya tienes unos padres. Ya no eres una hija que espera... Nuestro hilo, de color verde, nos espera al otro lado del mundo. 

Es jueves, 22 de noviembre. Son las 13:15 y acaba de empezar la clase. Me llama papá por teléfono. Es extraño, sabe que estoy en un curso a estas horas y que no suelo coger el teléfono, pero tengo un pálpito. Entre disculpas salgo del aula a toda prisa. Cojo el teléfono y oigo una voz alegre y alterada, me dice que nos han llamado, que mañana tenemos "un pasaje verde de China". 

Me siento en el lugar más alejado y tranquilo que encuentro, y hablamos. No hay más información. Hay que esperar a mañana. Papá ha intentado que nos reuniéramos ahora en Consellería pero no ha sido posible. Ha intentado que le den algún dato, pero se han negado. Y... Hasta mañana no hay nada más. Nos despedimos con un beso telefónico mientras papá me dice "nos vemos luego, ¡mamá!".

Allí me quedo yo. En estado de shock. Recuerdo volver al aula donde estaban todas mis cosas y entrar mirando al suelo para que nadie se diera cuenta de que estoy llorando. Finjo tomar apuntes. No sé ni de qué se habla en la hora y media siguiente. Miro el reloj cada pocos minutos. Papá me manda mensajes que yo contesto como como puedo. Él está llorando y yo también. Termina esa clase y salgo pitando con el coche porque sólo tengo diez minutos para llegar al colegio. ¡Tu futuro colegio! Por el camino hablo con papá. Me da igual que me pare la policía, creo que me salto un radar... Papá está eufórico y le cuesta contenerse en mitad de la oficina y yo pago gustosa cualquier multa que me pongan con tal de oír su voz.

Por primera vez en mi vida, mientras mis alumnos dan clase, yo sigo mandando mensajes y hablando con tu padre. Son las 4 de la tarde. Está en una cafetería él sólo llorando desde hace 20 minutos mientras la camarera le mira con cara de no saber qué hacer. Yo mientras, pido permiso en el trabajo para que mañana me sustituyan. Se lo cuento a dirección y recibo abrazos cariñosos.

Papá y yo nos vemos a las seis y cuarto. Nos miramos, nos fundimos en un abrazo. Sobran las palabras. Nos da igual que seas niño o niña, tu patología, tu edad... Estamos deseando que llegue el día siguiente. Y tras una tarde en estado de shock mútuo se hace de noche y agotados, nos dormimos.

23 de noviembre. Me despierto cinco minutos antes de que suene el despertador. Tengo las manos agarrotadas y esta noche he soñado contigo. Intento relajarme, respirar profundamente... Imposible. Cierro los ojos y rezo. Rezo por primera vez en mucho tiempo. Y doy gracias... Suena el despertador. Papá lo apaga, abre los ojos y me mira. Un beso. Y otro. Y otro... Como si tuviera debajo un muelle, salta de la cama y empieza a arreglarse. Falta una hora y media para nuestra cita en Consellería. Yo voy más lenta, intentando relajar los músculos que inexplicablemente encuentro agarrotados. Tengo un hormigueo por el estómago... El corazón late con fuerza. 

Llegamos a Consellería en punto, pero nos hacen pasar a una salita de espera. Al cabo de un rato nos llaman. Estamos agarrados de la mano. Respiramos entrecortados. Nos sentamos y nos cuentan tu patología. Nos miramos y... Sobran las palabras entre nosotros. Decimos un sí tan contundente como el día de nuestra boda. Sigue hablando. Nos dice que eres niña, la región donde vives... Posiblemente, el lugar más alejado de China desde España. Al otro lado del mundo... Y nos enseñan, literalmente, cuatro fotos. Y vemos tu cara por primera vez.

No echamos a llorar. Me da igual quién está delante o quién nos mire. Alternamos nuestras lágrimas con miradas a tu foto mientras nos cogemos de la mano. Firmamos la aceptación con el bolígrafo de tu abuelo. Ese tan especial que "sólo debe usarse para las ocasiones importantes de la vida". Tu abuelo está presente en estos momentos y saca nuevas lágrimas de nuestros ojos. En la hora y media siguiente se habla de muchas cosas. Yo recuerdo muy pocas. Pero recuerdo salir con papá a la calle y de camino al coche fundirnos en un abrazo el uno al otro. 

El círculo se está cerrando, el hilo se ha desenredado. Papá vuelve a la oficina y yo empiezo a mandar mensajes a todo el mundo. Llueven las felicitaciones, mensajes de voz que nos llegan con gritos de alegría. Paso casi 30 minutos al teléfono y ya más tranquila, me voy a casa. Llamo a la Ecai, y recibimos una foto más que se han olvidado de mostrarnos esta mañana. Y en ese momento lloro. Exploto de alegría, sollozo, imposible controlarme. Por fin sale todo lo vivido en estos últimos 3 años de adopción. Doy gracias al cielo porque ese bombón que veo sea mi hija. No se cuanto tiempo paso así. La tensión, nervios, altibajos, subidones de estos años...la preparación para el mundo adoptivo... Los nervios del papeleo... Todo se ha acabado. Ahí estás tú, mirándome desde el ordenador sin verme, sin saber que tus padres ya te quieren y que por si nosotros fuera, iríamos a buscarte ahora mismo.

¡Y tus abuelos y abuelas! Que besan tu foto nada mas verte, que repiten... ¡Pero qué bonita es!, que lloran también con nosotros y que por la noche se llaman para hacer planes mutuamente de qué hacer, cómo, cuándo, dónde...  ¡Las dejamos!. Nos vamos a ver la presentación del disco de unos amigos. Los saludamos. No es el momento, y acabamos cenando en un chino. Papá coge un juego de palillos y lo traemos a casa. Los ponemos en "tu caja", que por el momento contiene los retales de tu colcha y, agotados, abrazados, besándonos, termina el día. Papá dice tener la misma sensación del día de nuestra boda. Por el momento, los dos días más bonitos y deseados de nuestra vida. Pero dentro de mí, pienso que este día lo supera.

Bienvenida, L. Y. a tu familia. La cuna está vacía... 
Por poco tiempo.

18 de noviembre de 2012

Canción de cuna. "Yao lan qu"

Querid@ hij@

Hoy me he puesto a buscar canciones de cuna para tí. Quizás no la hayas oído nunca o quizás llegues a nosotros de otro sitio y esto te suene a chino (que lo es), pero me ha gustado mucho y no quería dejar de compartirla contigo. Espero que algún día te la podamos cantar para arrullarte mientras te duermes.

Canción de cuna 摇篮曲

香香 (Xiang Xiang) - 摇篮曲 "Yao lan qu"



小宝贝快快睡
xiao bao bei kuai kuai shui
(Pequeño bebé, duerme pronto)

梦中会有我相随
meng zhong hui you wo xiang sui
(en tu sueño vas a tener mi compañía)

陪你笑陪你累
pei ni xiao pei ni lei
(te acompaño cuando ríes, cuando estás cansado)

有我相依偎
you wo xiang yi wei
(te abrazo cariñosamente)

小宝贝快快睡
xiao bao bei kuai kuai shui
(pequeño bebé, duerme pronto)

你会梦到我几回
ni hui meng dao wo ji hui
(¿Cuántas veces vas a soñarme?)

有我在梦最美
you wo zai meng zui mei
(Si estoy en tu sueño, tendrás el sueño más bonito)

梦醒也安慰
meng xing ye an wei
(te consolaré al despertar)

花儿随流水
hua er sui liu shui
(Las flores fluyen con el agua)

日头抱春归
ri tou bao chun gui
(El sol devuelve la primavera)

粉面含笑微不露
fen mian han xiao wei bu lu
(En la mejilla colorada aparece una sonrisa)

嘴角衔颗相思泪
zui jiao xian ke xiang si lei
(Al lado de los labios cae una lágrima por la añoranza de amor )

山间鸟徘徊
shan jian niao pai huai
(los pájaros deambulan por la montaña)

彩霞伴双飞
cai xia ban shuang fei
(vuelan acompañados por nubes de colores)

惊鸿一蔑莫后退
jing hong yi mie mo hou tui
(No te asustes si echas una ojeada a ese paisaje)

离开也让春风醉
li kai ye rang chun feng zui
(Separarse también hace el viento de la primavera fascinante)

看蒙蒙的睡眼
kan meng meng de shui yan
(Mira, los ojitos soñolientos)

有谁值得你留恋
you shui zhi de ni liu lian
(¿hay alguien a quien añores?)

同林鸟分飞雁
tong lin niao fen fei yan
(Los pájaros viven en un mismo bosque separados de las ocas)

一切是梦魇
yi qie shi meng yan
(todo es una pesadilla)

传说中神话里
chuan shuo zhong shen hua li
(En las leyendas y las mitologías)

梦中的我在梦你
meng zhong de wo zai meng ni
(el yo que está en el sueño está soñándote)

神仙说 梦会醒
shen xian shuo meng hui xing
(El dios dice que de los sueños van a despertarse)

可是我不听
ke shi wo bu ting
(Pero no quiero escucharlo)

流水葬落花
liu shui zang luo hua
(El agua que fluye entierra las flores caídas)

更凭添牵挂
geng ping tian qian gua
(por más que aumenten las preocupaciones)

尝过相思百味苦
chang guo xiang si bai wei ku
(si las has probado echas de menos su sabor amargo)

从此对情更邋遢
cong ci dui qing geng la ta
(Desde entonces vacilarás cuando te enamoras )

寒风催五谷
han feng cui wu gu
(Un viento frío destruye los cinco cereales)

遥风到天涯
yao feng dao tian ya
(Un viento lejano llega al fin del mundo)

枯木也能发新芽
ku mu ye neng fa xin ya
(Los árboles muertos también ayudan a crecer a los nuevos brotes)

馨香播种摇篮下
xin xiang bo zhong yao lan xia
(Hacen la siembra fragante bajo la cuna)


Mil gracias al blog Mi peque vino de China por compartirla con nosotros...

9 de noviembre de 2012

TENEMOS NÚMERO DE EXPEDIENTE EN CHINA


¡¡¡Somos de octubre de 2012 en China!!!

¡¡¡Y nosotros sin saberlo, que el número de expediente es de hace semanas!!!. 

Acabo de leer un mail de la ECAI.Y encima hoy sin batería en el móvil, sin poder gritarlo a los cuatro vientos. Me voy corriendo a casa a ponerlo a cargar y avisar a todo el mundo...
 



¡¡¡NECESITO RETALES PARA LA COLCHA!!!

3 de noviembre de 2012

¿Coser la colcha de los 100 deseos o coser el corazón?

   3 de noviembre de 2010. A las 10:35 de la mañana recibí la llamada, la tan ansiada llamada de que nos habían asignado un caso. Lágrimas incontroladas, sensación de que por fin el círculo se había cerrado, la llamada al aturdido de mi esposo, la llamada a escondidas a mi hermana. Algo que prometía que nuestro corazón se hincharía de felicidad. Pero... alegría controlada. Somos de NE y no sabemos si seremos capaces de ser los padres adecuados del menor que nos van a proponer.

  4 de noviembre, seis y media de la mañana. Mi padre llama por teléfono. Nos comunica que mi tío acaba de fallecer. La noticia no es sorpresa, era esperada y era cuestión de días. Nos vemos incapaces de hacer el duelo con él, porque a las 9 de la mañana nos esperan en consellería para informarnos de la asignación.
   4 de noviembre, 9 de la mañana. El expediente que nos presentan no se ajusta a nuestro perfil pero parece viable. Salimos. Nos fundimos en un abrazo. Aunque no hemos hablado nada entre nosotros, ya sentimos que somos padres. Ese día fluctúa con la llamada a los abuelos, la llamada (esta vez sí, oficial, a mi hermana) y se alterna con visita al tanatorio.

   5 de noviembre. Es viernes. Aunque en el expediente aparecen cosas para consultar con especialistas, decidimos lanzarnos y llamar a consellería y decir que sí, que adoptamos. Acabamos de venir del entierro y hemos parado a comer algo. Son las 13:45. No cogen el teléfono ni en ese momento ni en cinco ocasiones más a lo largo de la siguiente hora. Si no conseguimos ponernos en contacto con ellos, no podremos conocerl@ hasta la siguiente semana. Cosas del destino, ya son las 15:00. Consellería ha cerrado. Esperaremos hasta el lunes... Pero ese fin de semana leemos de manera detenida toda la información que nos han dado, y empezamos a consultar con amigos médicos. Decidimos esperar a hablar con el especialista para que nos informe de primera mano.

...

Tres semanas después, tran haber podido por fin hablar con el especialista oficial con el que pedimos hablar antes de tomar la decisión final, decidimos descartar el expediente. Número 1 se queda fuera de nuestras vidas aunque se queda en nuestros corazones para siempre con un dolor desgarrador. Por primera vez, empezamos a conmprender que necesitamos reconstruir nuestro corazón, hacer el duelo, poner una tirita en el alma o incluso coser algunos trozos.

Año 2011, nuestro duelo se amortigua y damos gracias al cielo de que no nos hayan llamado para ofrecernos otra asignación. Conocemos una familia de Pasaje Verde en Oliva. Nos aclaran las dudas que teníamos y decidimos lanzarnos a la adopción internacional. Decidimos abrir las dos vías que nos dejan en Consellería aunque nuestra prioridad actual es China.

Año 2012. 3 de noviembre. Han pasado dos años desde aquella primera asignación. Estamos de camping. Dani juega a mi lado, yo intento terminar el trabajo atrasado que debía haber terminado hace semanas. Me asomo a la ventana. Salgo a la puerta. Desde el camping, se ve una luna naranja preciosa, el fondo del valle, y a lo lejos el mar...y Oliva. El lugar donde decidimos de dónde vendría "número 2". Las coincidencias no existen, lo sabemos. Seguimos disfrutando de ser dos. Seguimos acordándonos de "Número 1" aunque ya está archivadito en nuestros corazones. Y ahora, esperamos una futura asignación de China.

El mismo día, con años de diferencia y con sentimientos diferentes. Estoy alegre. Dani también, estamos asustados, estamos felices... hemos practicado la resiliencia y la asertividad estos dos últimos años a tope por muchos otros motivos que sí y no vienen al caso. Estamos rodeados de familias felices cuyos padres tienen ojeras y más canas que hace unos poco años... ¿faltará mucho para que nos unamos a ese grupo de locos que no duermen, siempre están agotados, se inventan manualidades con un trozo de cartulina...?

3 de noviembre de 2013. A lo mejor ya no somos sólo dos... Prometo poner una entrada ese día para ver cómo ha cambiado nuestra vida. Mientras, ha comenzar la colcha de los 100 deseos mientras cosemos también trocitos de nuestro corazón.

22 de octubre de 2012

Retales para la colcha

Desgraciadamente, tras unas semanas algo (bastante) locas, no hemos tenido tiempo de ir poniendo en nuestro blog las fotos de los retales que nos van llegando. Nos hace muchísima ilusión mirar el buzón cada día para comprobar si ha llegado alguno nuevo, y nos llena de alegría ir descubriendo los retales y empezar, poco a poco, a combinarlos.

Ponemos fotos de los retales. Gracias a todos, son maravillosos. ¡¡¡Ya sólo nos quedan unos 80!!!


 El currado deseo de Vicenta y Da


 




Los personalizados retales de Silvia y Da





 Los retales de Manoli




Los pingüinos de Juani (mi animal preferido)




Los preciosos retales de Camino



Realmente preciosos todos. ¡Qué deseos tan bonitos, que ilusión le hará a nuestr@ hij@!
Gracias familia bloguera

10 de octubre de 2012

¡¡¡VIVA COLOMBIA!!!



Sí, lo hemos hecho. Hemos conseguido en tan sólo una semana, legalizar, apostillar, reunir, unificar, poner en orden y firma el papeleo administrativo y burocrático no sólo de China, sino también de Colombia. YUJUUUUU!!!

Tras 15 meses de solicitar tu adopción, por fín hemos metido en ese sobre todo lo que nos pide el ICBF en Colombia. Gracias también a Regina, la técnico en adopción que con infinita paciencia nos guió por todo este proceso, habló al teléfono con la comisaría donde solicitábamos uno de los innumerables papeles, se enfadó con las trabas burocráticas y buscó apoyo moral y de familias a nuestro proyecto. Y encima, para finalizar, le pedimos que nos sacara la foto en la misma sede de Consellería.

Aquí, hij@ mí@, comienza tu historia. Años antes de que nazcas. Esto ya forma parte de tí. Prometemos, el día que vayamos a buscarte, buscar toda la información que podamos sobre dónde naciste, dónde te encontraron, el lugar donde te criaste, las personas que te cuidaron y te quisieron mientras esperabas que fuéramos a buscarte... te ayudaremos a conocer tu historia. Esa historia que por nuestra parte, ya ha comenzado...

Ésta es tu primera foto con nosotros. ¿Te ves? Estás reflejado en la sonrisa de papá y en el brillo de nuestros ojos al pensar en tí.

5 de octubre de 2012

Palabras para Julia

Queri@ hij@

Hoy venia tu padre leyendo un articulo de Carlos M. Duarte sobre la emigración, la crisis, la situación política y en el que habla (magistralmente a mi modo de ver) de responsabilidad, de corrupción y decadencia, de posibilidad de cambio, de esperanzas de futuro.

Pero lo que más me ha llamado la atención es un poema que cita al final del texto. Un poema de José Agustín Goytisolo que me ha erizado el cabello, que me ha hecho sentir un pequeño escalofrío recorriendo mi cuerpo. Es un poema que me ha parecido precioso y me gustaría compartirlo contigo, porque creo que en ocasiones puede venirte (¡venirnos!) bien recordar sus palabras. Aquí lo tienes. Te queremos.


PALABRAS PARA JULIA

Hija mía es mejor vivir
con la alegría de los hombres
que llorar ante el muro ciego.

Te sentirás acorralada
te sentirás perdida o sola
tal vez querrás no haber nacido.

Yo sé muy bien que te dirán
que la vida no tiene objeto
que es un asunto desgraciado.

Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti como ahora pienso.

La vida es bella, ya verás
como a pesar de los pesares
tendrás amigos, tendrás amor.

Un hombre solo, una mujer
así tomados, de uno en uno
son como polvo, no son nada.

Pero yo cuando te hablo a ti
cuando te escribo estas palabras
pienso también en otra gente.

Tu destino está en los demás
tu futuro es tu propia vida
tu dignidad es la de todos.

Otros esperan que resistas
que les ayude tu alegría
tu canción entre sus canciones.

Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti
como ahora pienso.

Nunca te entregues ni te apartes
junto al camino, nunca digas
no puedo más y aquí me quedo.

La vida es bella, tú verás
como a pesar de los pesares
tendrás amor, tendrás amigos.

Por lo demás no hay elección
y este mundo tal como es
será todo tu patrimonio.

Perdóname no sé decirte
nada más pero tú comprende
que yo aún estoy en el camino.

Y siempre siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti como ahora pienso.

José Agustín Goytisolo

30 de septiembre de 2012

Paz...

   Siento paz, armonía. Mi mente está callada. Ya no busco información ni desespero por una llamada. Sólo espero. Esperamos.

   Hoy hemos firmado el contrato para tu adopción en China.
   Hoy ya puedo saber y sentir que ya has nacido y eres un hij@ que espera.
   Hoy puedo decir que soy mamá... de alguien a quien conoceré en... no sabemos cuantos meses.

   Hoy vuelvo a escribir lo que escribimos el primer día que empezamos este proceso...

Aún no sé el color de tus ojos ni de tu pelo.
Nunca he visto tu carita y... ¿dónde estarás en este momento?

Sólo sé, que sin verte, ya te queremos.

   El "hilo verde" ya está en marcha.


 

26 de septiembre de 2012

Adopta2: Asociación de Familias Adoptantes de la Comunidad Valenciana

info@adopta2.es
¡Pues sí, hij@ mí@! Tus papis están ya tan, tan, taaaaan involucrados en este maravilloso y a la vez enmarañado mundo de tu adopción que han decidido últimamente varias cosas:

  • Hacer la colcha de los 100 deseos para tí. ¡¡Te va a encantar!! Ya hay un montón de papis ayudándonos...
  • Seguir formándonos todo lo que podamos para darte la mejor calidad de vida (tanto a nivel personal y educacional como afectivo) y los mejores recursos que seamos posibles
  • Unirnos a asociaciones de familias adoptantes para estar informados de lo que se mueve en este mundillo y poder juntarnos con gente con las mismas inquietudes que nosotros
  • Intentar ayudar a otras familias que, estando en nuestra situación de espera, tengan dudas, necesiten apoyo, información o cualquier otra cosa que podamos proporcionarles mientras esperamos tu llegada
Así que, ni cortos ni perezosos, nos hemos unido a Adopta2, Asociación de Familias Adoptantes de la Comunidad Valenciana. Nuestra buena amiga Silvia nos habló de esta asociación y quedamos prendados inmediatamente de la energía, las posibilidades y todo lo que podíamos aportar, así que nos hemos asociado y además nos hemos liado la manta a la cabeza y estamos en su junta directiva. ¿Qué te parece?

Toda la gente de la junta es increíble. Son todos gente muy agradable y cariñosa, muy abiertos, dispuestos, atentos... Grandes personas que se están convirtiendo -si no lo son ya- en grandes amigos. Así da gusto...

El 6 de octubre vamos a montar nuestro primer evento tras la reactivación de la asociación. ¡¡Va a ser la bomba!! Nos traemos a Jose Ángel Giménez Alvira, el autor de "Indómito y Entrañable" (espero que tú no seas ni la mitad de movido que Toni, que a tu madre y a mí nos da algo, jejeje) y vamos a montar una buena en la Sede de la Universidad de Alicante...

En fin, que como quiero que todos los futuros papás que nos leen se enteren por si les apetece venir, les dejo aquí colgado un enlace con el cartel del evento. Altamente recomendable, de verdad... ¡Ah! Y si tienen alguna duda, pueden mandarnos un correo a info@adopta2.es, que cualquiera de los compañeros les responderemos encantados...

Por favor, si algún día piensas que no eras desead@, querid@ o que tus padres no se involucraron al 1000% en el proceso de tu adopción, por favor, relee esta entrada. Te queremos con todo nuestro corazón.

8 de septiembre de 2012

La Colcha de los 100 Deseos

“La última emperatriz de la dinastía Quing fue una simple concubina hasta el día que tuvo la suerte de dar a luz al único hijo varón del emperador.

Durante un tiempo se vio forzada a dejar solo a su hijo y concibió un plan para protegerle de las viejas esposas del emperador y obligar a las poderosas familias Manchúes a cesar en su empeño de reclamar el trono:

A cada uno de los jefes de los cien clanes más poderosos del Imperio le pidió una bobina de la mejor seda. Encargó a los costureros del palacio que cortaran estas piezas en pedacitos más pequeños y con éstos trozos hacer un traje para su hijo. Así, simbolicamente, pertenecería a cada una de estas cien nobles y poderosas familias. Y bajo su protección los dioses no osarían hacerle daño”

En el Norte de China esta leyenda se ha convertido en una tradición: HACER UN BAI JIA BEI, invitando a 100 amigos y familiares a contribuir con un retal cuadrado de tela y acompañado por un deseo. Los 100 trozos, cosidos juntos, se convierten en un edredón que contiene la SUERTE, ENERGÍA Y LOS BUENOS DESEOS de todas las personas que han contribuído a su confección. Según la tradición la manta pasará de generación en generación.

Este, a partir de hoy, será el sitio especial de nuestro "Bai Jia Bei" y el de todos nuestros amigos y familiares.

De momento, podemos enseñaros el lugar especial donde reposarán los deseos que vayamos recibiendo hasta que tengamos suficientes para empezar la colcha. Se trata de una preciosa caja que nos regaló la que será la futura tía de nuestr@ hij@ (¡¡mil gracias, Laura!!):

Aquí estarán estupendamente hasta que hagamos la colcha...

 También podemos enseñaros ya algunos de los primeros retales que hemos recibido. ¡¡No sabéis la ilusión que generan cuando llegan a nuestras manos!! Es un subidón de optimismo, de bienestar, de paz, de confianza en que algún día l@ tendremos entre nuestros brazos... Gracias a todos los que nos hacéis llegar vuestros retales. Sois parte de nuestra familia del corazón:

Nuestros primeros deseos... ¡Qué ilusión!

Recordad que si queréis hacernos llegar algún deseo podéis poneros en contacto con nosotros en deseos@nuestrared.net. Necesitamos retales de 25x25cm (aprox.) en tela 100% algodón. Prometemos responderos con nuestros deseos para vosotros (por favor, no nos tengáis en cuenta los retrasos... vamos a 1000 por hora...).

¡Gracias a todos y bienvenidos!

   Susana y Daniel

4 de septiembre de 2012

¿Decepción? ¿tristeza? Quizá ambas cosas

No aprendo que no debo hacerme ilusiones. Cuando parece que estamos a punto de alcanzar nuestra meta, ¡PLAF!, jarro de agua fría. Pies quietos, mente pensante, corazón bloqueado y a ratos, hasta enfadado.

No quiero ver respuesta a ese mensaje de nuestros amigos, de ninguno, diciendo que tranquilos que todo llegará, etc. etc. Eso ya lo sabemos y somos conscientes, pero me pasa como en este dibujito de Mafalda...
... miro nuestro planeta. Sé que nuestr@ hij@ está en algún lugar... y no consigo vislumbrar dónde. Y mi plantita, mi corazón, se decepciona un poco, y más estos días en los que viejos duelos vuelven a aflorar.

El rayo de sol que me ha iluminado este verano, que me ha dejado bloqueada a ratos e ilusionada hasta el extremo en otros, se ha nublado hoy. ¿El por qué? Pues paradójicamente por nuestra excesiva preparación. Como siempre, los más simples tienen problemas simples. Los que tienen más capacidad de gestión, pues son seleccionados para casos más complejos. Pero una cosa es estar preparado para algo complejo, y otra es desearlo. 

Esto se parece al "...ya que..." que decíamos cuando construímos la casa: "ya que" vamos a hacer un sótano, podríamos ponerle ventanas, "ya que" el aseo de abajo es grande, podríamos poner una ducha", "ya que" aceptamos unas NE pues...

Pues lo que pasa es que te planteas una cosa, y te ofrecen otra. Porque te ven capaz, porque saben que Dani y yo tenemos recursos, voluntad y espectativas, porque realmente podemos con lo que nos echen, es cierto... Pero eso no significa que quiera esa oferta. Por favor, hacedme más simple. Me pueden gustar las rosas, y aceptar que tienen espinas. Pero no me pueden ofrecer las espinas diciéndome que hay esperanzas que del tallo brote una rosa, aunque ya se empiecen a asomar los primeros pétalos.

Que sí, que tenemos tres frentes abiertos, que de algún lado vendrán nuestros hijos... pero hoy es uno de esos días en que piensas:

- Que Colombia lleva meses sin asignar.

- Que en nacional nos pueden asignar un caso complicado a sabiendas de que será un perfil no asumible por nosotros. Y que tendremos que volver a renunciar...

- ... y lo que es peor. Hoy es uno de esos días en los que el color verde, aunque sea chino, te lo cuestionas.

¿Por qué queremos complicarnos la vida con una NE?


1 de septiembre de 2012

El por qué de nuestro color verde

   Comenzar una adopción de NE es especialmente difícil con la gente que te rodea. Incluso los que te apoyan, la familia que sabes que está más preparada y con la mente totalmente abierta, te sorprende con una de esas frases lapidarias que define lo que, en realidad, se piensa a nuestro alrededor de lo que realmente son las NE. Saber que cuentas con su equivocado pero fiel apoyo nos da una fuerza sólo comparable al apoyo incondicional y a la vez realista de nuestra otra familia, la del corazón, la que piensa como nosotros, la que siente y sufre por igual, la que sueña con volver a llorar de felicidad con la asignación de unos grandes amigos...

   Nuestro pasaje verde de China es este precioso guerrero que encontré  en la página de lwb spain cuando buscaba información sobre necesidades en España. Antes ya habíamos visto el blog de una princesa que resultó ser un príncipe, pero en la página de lwb pude por fín, por primera vez, poner cara a una NE. Me sumergí en sus post rastreando información, porque por fin fui capaz de ver a unos niños, no una lista de patologías. 

 
   Pensando en nuestro "Jacckie Chan" que estaba esperando en China, comencé a darle vueltas a abrirnos a NE en la adopción internacional. Fue éste niño el primero que Dani conoció el día que, muy temblorosa, pero con intención de que mi voz sonara firme y convencida, le planteé a Dani la posibilidad de ir a China al pasaje verde. Fue éste niño al que le mostré a Dani para que conociera y pusiera una cara a una posibilidad que hasta ese momento estaba cerrada.

   Pasado un tiempo prudencial en el que mi paciente esposo asimilaba y maduraba en un corto espacio de tiempo una idea que yo llevaba madurando varios meses, decidió que sí, que quería más información, que se lo estaba planteando en serio. Tan en serio lo planteó que al cabo de muy poco tiempo, fuimos a Valencia a conocer en persona a una familia que había adoptado por esa vía. Salimos de allí asustados, convencidos, firmes, impresionados... ¿he dicho ya asustados?

   Dani se emocionó y al final era yo la que le tuve que parar los pies.
- Cariño, ¿estás seguro de que quieres adoptar por pasaje verde?
- Si.
- Ya, pero... ¿te lo has planteado todo?
- Pues claro: el tema médico, las patologías, los gastos médicos, cómo le afectará a su futuro, cómo lo llevaremos nosotros...!

Yo, viendo que él no sabía a lo que me refería, le solte, con mi "delicadeza habitual".
- ¡¡¡Dani, rey, que China está al otro lado del mundo y son 17 horas de avión desde Valencia!!!

   Los amigos ya conocen nuestro miedo a volar, sobre todo Silvia y su marido, que se mueren de risa cada vez que contamos detalles del  mismo mientras ella nos pone los dientes largos con sus escapadas a lugares exóticos rodeados de fauna salvaje. Yo me preguntaba si Dani, después de haber cogido 18 trenes para llegar a Polonia ante un ataque de ansiedad mientras embarcábamos en un confortable avión que nos llevaba en cuatro horas, sería capaz de coger ese avión. Como siempre, no deja de sorprenderme. Se volvió muy serio, me miró a los ojos directamente y me soltó un -¡¡¡el único motivo por el que cogeré un avión en mi vida sin dudarlo, es para ir a por mi hijo!!!.

   No sé que me sorprendió más, si la franqueza de aquellas palabras, la sinceridad de su mirada, o el que me lo dijera a la cara mientras conducía por la autovía de regreso a casa a más de 110 Km/h.

   Desde aquel día, estas palabras, con esa profundidad de mirada y con el corazón en la mano, las ha dicho a todos los que lo conocen. A los que no creían nuestra aventura polaca, los mandaba a visitar el blog que escribió durante el viaje para que se convenzan de que la cosa es seria.Y expresa tan bien su convinción por ese terrorífico vuelo, que después de decirlo, la familia y los amigos suelen girar la cabeza hacia mí, por si tengo algo que añadir. Por supuesto, yo asiento con un guiño de "ya os contaré en privado el miedo que pasó en el aeropuerto".

  A lo que íbamos. ¿Cuántas veces me he metido en la página de este niño para ver su cara, sus rasgos, su minusvalía? ¡Cuántas veces me he imaginado que íbamos a por él! Ha sido la cara que he puesto en mi mente en momentos de flaqueza, en momentos en los que deseas echar por tierra cualquier asunto relacionado con la adopción, en los momentos (pasajeros) en los que deseas que sigamos siempre con nuestra comodidad de ser dos.

   Gracias a este niño, pusimos la minusvalía de cataratas congénitas, más tarde nos abrió al albinismo y a su discapacidad visual... y a otra serie de patologías, muy diversa... y a una edad tope, los seis años, que impedían ya, para siempre, que Jackie Chan acabara de manera casual en nuestras vidas.

   Pero eso no ha impedido que yo siga mirando de vez en cuando la página donde le conocí, con la esperanza de verlo adoptado a él y su mejor amigo. Y soñando soñando, que los adoptaran juntos.

   Nuestro (mi) Jackie Chan ya tiene 10 años, no tiene ningún problema "con su problema". Es cariñoso, atento, empático... se preocupa por los que están peor que él en el orfanato...


...y sigue soñando con tener una familia y estar él juntoa su amigo Rocky, al que ayuda con su andador todos los días.

   Él es el motivo de que, hace ya dos años, empezáramos a plantearnos que, el verde es un color precioso, y que, si es necesario volar, pues se vuela. 

31 de julio de 2012

Llorar de felicidad

Ya he parado de llorar. La dicha y la alegría más profunda han invadido mi cuerpo en forma de espasmos llorosos que me impedían hablar mientras felicitaba por teléfono a una amiga que, hoy mismo, acaba de saber que ¡¡¡es mamá!!!.

   Es maravillosa la sensación de felicidad por otra persona. Imaginarte qué estará pasando o pensando en estos momentos, aunque la persona en cuestión se encuentre en un estado de shock de anormal tranquilidad que, pienso, reventará esta noche cuando intente dormir algo.


Aún me acuerdo de una de esas botellas de espumante que abrimos hace unos meses. Hoy he puesto otra en la nevera para cuando vayan a recoger dentro de unos días a su criatura. ¡Qué felicidad! y que nerviosss... Dani y yo siempre tuvimos claro que serían idóneos y asignados con prontitud, pero la vida te da sorpresas en forma de edad y situación esperada. Todos hemos esperado siempre un determinado perfil y la vida ha gastado una gran broma asignando justo el perfil contrario. ¡Me encanta!

Los últimos conocidos en ser asignados me provocaron un cabreo de aúpa, que más tarde se transformó en dicha. Esta vez es diferente. Es alegría y sólo alegría con un puntazo de envidia. ¡Por supuesto!

Amigos, las lágrimas inundan mis ojos de nuevo por vosotros. Gracias por contárnoslo, por informarnos, por dejarnos participar de esta sensación, por dejarnos compartir un trozo de esa felicidad. No os deseamos suerte porque ya la habéis tenido. Y a esa criatura, le ha tocado unos padres magníficos y una cariñosa y madura hermana que le apoyará en todo.

24 de julio de 2012

Llegarás...vengas de donde vengas

Reflexión, papeles, espera, formación, más espera, valoración, muchos más papeles, legalizaciones, notario, tribunal de justicia, ministerio, viajes a Madrid, ECAI, protocolo público, reuniones, libros, formación, preparación, quedadas, asociaciones...

Hij@ mí@, cuando el día que leas esta entrada verás que por todas estas cosas (y algunas más) han tenido que pasar tus padres para llegar hasta tí, porque desde antes de verte ya te queremos, desde antes de saber de dónde vienes, tu edad, si eres nene o nena o el color de tu piel. Nuestra búsqueda es incansable, porque eres el motor que hace que tu maravillosa madre y yo estemos todos los días con las "pilas cargadas" para afrontar lo que venga, para superar los obstáculos y para "comernos" a quien se quiera interponer entre nosotros.

¿Que si tuvimos dudas durante el proceso? ¡Por supuesto! Pero no dudas sobre tí, sino sobre nosotros mismos, sobre el proceso de búsqueda, sobre las cuestiones éticas con respecto a las ECAIs, sobre la estabilidad emocional y económica que poníamos en juego. Dudas, incertidumbre y, por qué no decirlo, miedo en ocasiones. Pero TÚ estás por encima de todo eso. TÚ eres mucho más importante para nosotros que cualquier otra cosa en el mundo, así que apoyándonos entre nosotros y con ayuda de las familias (las biologicas y la del corazón) no tenemos más miedos, no hay más incertidumbres, no hay más dudas: llegarás y haremos todo lo que esté a nuestro alcance por darte todo el amor y protección del mundo y hacerte muy muy feliz. Casi tan feliz como nos vas a hacer tú a nosotros cuando te tengamos entre nuestros brazos.

Así que cada vez que alguna psicóloga o algún "amigo" me pregunta sobre si tengo dudas por culpa del color de piel que puedas tener me tengo que contener para no soltar una carcajada. TÚ eres lo importante. La piel es un atributo más, una característica más de todos nosotros, un rasgo más que nos define y nos hace diferentes de otras personas. ¿O acaso mi color de piel es como el de tu madre o como el de tu abuela? Yo soy moreno, tu madre blanquita, tu abuela cambia de color según la estación del año y nadie se escandaliza, ¿verdad? Y los que lo vean de otra forma... peor para ellos. Te daremos todos los recursos a nuestro alcance para luchar contra la lacra del racismo. Y ¡ay de quien ose atacarte por ese tipo de cosas delante nuestro!

Te queremos, seas como seas y vengas de donde vengas. Ojalá llegues pronto.

13 de julio de 2012

Nuestro último consejo en nacional



Suena así de duro pero es la realidad. El 19 hay consejo en Valencia. El 20 empezarán a llamar a las familias.

Pero el 20 estaremos reunidos con la ECAI. Coincidencias del destino. Solicitamos la reunión hace semanas. Concretaremos las patologías que asumimos en China y, si el papeleo está ok, en un par de semanas más firmaremos el contrato con ellos. Y ahí, ya no hay vuelta atrás.

Se acabó nuestro expediente de nacional. No nos vemos capacitados ni creemos responsable en la actualidad asumir patologías de los dos sitios. Y más cuando la vida, y más los hijos adoptivos, suelen venir plagados de sorpresas.

El 20 estaremos con los nervios a flor de piel. Gestionando nuestro futuro, aproximándonos a nuestro hijo. Poniendo fechas cuando nunca las hemos querido poner. Pero con el móvil en la mano, por si nos llaman de nacional. Cuando termine el día, sabremos de dónde vendrá nuestro primer hijo... y aproximadamente cuanto tiempo tardaremos en conocerlo.

Es una sensación extraña. Tantas emociones en nuestra montaña rusa particular, tanto tiempo esperando y viendo cómo son asignadas otras familias. Tantos sentimientos contradictorios en esas asignaciones... y de repente, han pasado 3 años desde que comenzamos esta aventura. Y de repente nos queda un año, no cuatro o cinco. Y los sentimientos de vértigo inundan nuestras vidas.

Sueños y pesadillas por las noches. Sueños de ambos de que nos falta un papel, de que hay problemas con el avión, de que nos cambió la vida... Miedo muchas veces, a dejar nuestra comodidad porque, sinceramente, vivimos como reyes el uno con el otro y nos conocemos como la palma de la mano. Miedo a saber si proporcionaremos a nuestro hijo todo lo que necesita, a que se vincule con nosotros, a que no nos quiera abrazar... Miedo a no saber demostrarle nuestra incondicionalidad... a cómo presentarnos el día que lo conozcamos, a qué pensará de nosotros...

Se cayeron los años de espera. Número 2 viene en camino con una fuerza arrolladora y sus papis están acojonaos pero firmes en su decisión. Ya no es la pregunta de ¿seremos padres?. Ahora es un: ¡vamos a ser padres!.

Ummm... voy a tomarme una tila...


16 de junio de 2012

PREPARANDO A LOS ABUELOS (segunda y terrorífica parte)

Asustadita estoy, y no es para menos...

Mi madre lleva unos días preguntando insistentemente por sus libros para prepararse para ser abuela adoptiva. Yo la calmo, porque hasta que no pasen las hogueras sé que no va a estar centrada y necesito que léa las cosas con detenimiento para que luego podamos comentarlas y profundizar en ellas. Pero hoy no sé si reir o llorar. Me cuenta mi madre hace dos días que ha ido a ver la exposición de ninots de las hogueras con nuestra sobrina, y que uno de los ninots era de un chinito. Que ya me contará y etc etc. Miedo me da. Los ninots no son el mejor ejemplo que digamos de lo que es un niño chino, pero la situación ha hecho que mi padre se asome al mundo adoptivo. Pero paciencia, mi padre necesitará mesessss... para llegar a las profundas reflexiones de mi madre. O eso creía yo. Cuando mi padre calla, no otorga. Y aún no se ha pronunciado y está haciéndose a la idea.

Hoy viene mi padre a casa, para ayudarnos con menesteres propios del jardín. Como es costumbre, mi madre ha mandado una cesta con comida para un regimiento, al tiempo que nos dice que cuidado con la sal que estamos rellenitos. ¿?

Con la cesta, un sobre, con letra de mi madre, dirijido a Dani y a mí. Dani me dice: ¿has visto lo que pone en el sobre?. Lo léo y tiemblo. Nos manda tres fotos para que nos riámos un rato y para que veamos que "está preparándose".

Como tienen mucha imaginación, saco las tres fotos. Son peor de lo que me temía, pero sé que quieren poner algo de humor en nuestra larga espera y que no lo hacen con mala intención. Horror!!! detrás de cada foto mi madre ha escrito...mucho. Y como tiene gran inventiva, paso a poner los comentarios de mi madre como si de un diario-cuento se tratase. En cursiva, mi madre, en normal, yo:

HISTORIA DEL CHINITO LUIS LI 
Encima se ha tomado la libertad de elegir ya sexo y nombre. 
Confieso que me gusta pero no se que pensará Dani poner el nombre de su padre

FOTO 1:  El chinito.
"De pronto apareció. Era él, "mi nieto". 

Chinito, verdosito (por el pasaje verde de China), gordito (como sus padres), un poco tímido pero... gracioso.

Escuchaba "no se qué" en un audio, creo que era chino, y había una persona grande arriba. Y creo que era él, mismamente de mayor, con el zaragüel puesto y la misma barriguita que sus padres. Sí... ¡es mi nieto!

(Mi madre está obsesionada con no conocerlo a tiempo y no poderle hacer el traje de alicantino)






"Avisé a todos:

¡ES ÉL, EL CHINITO!- dije.

Vino el abelo y Norah, su prima, que se quedó un poco "pasmada". Yo me reía "nerviosa" sin saber muy bien lo que hacía

Pero... el abuelo se quedó "petrificado" o "crucificado" de puro susto. (No me extraña. Yo también estoy petrificada del susto). 
No se atrevía ni acercarse a él. Pensaba: ¿será de verdad? (...) Por si acaso no me acerco.
Y no sé que más pensaba el abuelo. Mejor no saberlo.




"La cara de Norah caía lentamente hacia abajo, y por primera vez, no llamó "nene" a ningún nene. (mi sobrina llama nene a cualquier niñ@ que se le acerque. Obviamente, aquí no había un nene, había un ninot, mamá)

"Definitivamente, creo que es mi nieto", decía el abuelo Juan, y su cara se transfiguraba pensándo que tendría que pasearlo con el cochecito i ir contestando a las preguntas de la gente" (ahí le has dao. Hay que preparar al abuelo para que dé las respuestas adecuadas a la gente impertinente)

"Y el chinito, ¿qué pensaba?
   Comer, comer y comer. Quiero ir a casa por fin" 



Diosssssss.... cuánto trabajo queda por hacer con la familia y que poco tiempo nos queda.

Conclusiones:
1) Mi madre está concienzándose.
2) Lo está haciendo mal, pero está empezando y, simplemente, hay que encauzarla, pero ha empezado y se preocupa por el tema, aunque sea de manera inadecuada.
3) Mi padre va asimilando lo que viene encima. En unos 3 o 4 meses llegará con suerte a estas reflexiones.
4) Queda la otra abuela, que primero debe poder cuidar sus emociones antes de prepararla para las emociones y necesidades de los demás.
5) Mi pobre sobrina Norah va a tener pesadillas durante meses. ¿Cómo le dicen que su primito es un ninot? Angelita...

Y 6) Hoy mando a casa de mis padres "indómito y entrañable". Creo que es el mejor momento para que se enfrenten a una super realidad, porque creo sinceramente que después de leer este marivilloso libro-guía para padres, cualquier hijo que nos venga, nos dará menos dolores de cabeza.






13 de junio de 2012

Preparando a los abuelos...


Después de varios días, he conseguido hacer un hueco para ir a ver mis padres. Días de tensiones, nervios, dolores de cabeza... mucho estrés en el ambiente que me pedía a gritos un poco de paz en mi antigua casa, con ellos. Es increíble cómo aún después de treinta y muchos años, necesites esas columnas para apoyarte a descansar y reponer fuerzas.

Comida con mi padre, mientras mi madre duerme a la sobrina, su única nieta... actualmente. Conversaciones profundas sobre temas que aquí poco importan. Se retira a descansar y entra en acción mi madre, que tiene la costumbre de comer cuando ha conseguido que la nieta se duerma la siesta. Así, ella descansa.

Entre conversación y conversación, sale el tema de la adopción. Estamos conociendo a tanta gente nueva, a personas que nos abren la mente... experiencias adoptivas. Estamos preparándonos a fondo para la maratón y para una realidad: el año que viene, seremos padres.

Mi madre está más receptiva de lo normal, tiene un buen día. Algo dentro de mí ha dicho que era el momento de prepararla. Abuela receptiva y con mínimos conocimientos de psicología, comienza a hablar de mi futura maternidad. Y lanzo la bomba. Es el momento. Ha llegado la hora de soltarle nuestro proyecto adoptivo en su totalidad, no sólo la parte que conoce todo el mundo.

Nos sentamos y hablamos. Hablamos de China, de los plazos que se esperan. Se le iluminan los ojos: "¡una chinita!". No mamá, casi seguro que es un niño. Ahora casi todos son niños. ¿Y vosotros qué habéis pedido?. Y... ¡esa era la bomba!.

Comienzo suave. No tenemos preferencias. Nos da igual su sexo, sus rasgos (aunque no nos da igual su sufrimiento futuro) pero ahora estamos hablando de nosotros. Sigo con la edad. La preparo:
- Mamá, hemos pedido un niño o niña hasta 6 años (y 11 meses, pienso por dentro).
Mi madre respira hondo. Suelta lo que piensa y me sorprende.
- Pobrecito. Tanta vida vivida en seis años... ¿creéis que seréis capaces de darle lo que necesita? Tendrá mucha vida pasada a sus espaldas...
No me esperaba que pensara en su "mochila".

Salen más problemas. El idioma, los aprendizajes... aparece por primera vez la palabra "vínculo". Le hago la reflexión. Le explico los múltiples abandonos que sufre un niño en un orfanato, desde el momento en que su madre lo abandona, pasando por la estancia en diferentes centros, pasar por las manos de muchas cuidadoras diferentes... Sale la palabra resiliencia, asertividad... es mucha información contenida.

Mi madre empieza a entender, por fín, que la adopción no es igual a tener un hijo biológico. Lo sabía desde hace tiempo, pero no lo entendía. La veo receptiva, así que continúo:

- Mamá, hemos aceptado patologías en China (paso de decir la palabra necesidades especiales para no asustarla).
- ¿Y en qué se diferencia de España?

- En que en España no podemos elegir la patología. En China sí que nos permiten hacer un listado específico.
- ¿Cariño, y qué habéis decidido?

Respiro hondo. Es muy importante que me apoye así que lo suelto todo, casi sin respiración. Le cuanto todas las patologías que asumimos, le explico las consecuencias médicas que conllevan, la calidad de vida que acarréa. Las operaciones que necesitarán. Empiezo por el labio leporino, la más común. Sigo con cosas más leves, con  otras más graves. Mi madre tiene que asimilar en unos minutos lo que Dani y yo llevamos asimilando durante año y medio. Está en desventaja, lo se.

Le preocupan futuros síndromes. Ambas estamos de acuerdo en que es una lotería. Hablamos también de la lotería de la adopción nacional.

- Mamá, quién crees tú que en España da a sus hijos en adopción?

Le cambia el semblante. Sabe la respuesta. Olvidémonos de cuidados prenatales y crucemos los dedos para que no haya habido mucho consumo durante el parto.

Se asusta: - Cariño, me da miedo todo lo que me cuentas!
- Yo también estoy asustada mamá. La maternidad biológica es más fácil. Puedes controlar muchos factores y luego, pues esperar tener suerte y que todo salga bien.

Miramos a mi sobrina. Norah duerme plácidamente en el sofá. Mi madre me mira, y me sorprende.

- Susana, quiero aprender, quiero saber qué les pasa por la cabeza, quiero estar preparada para cuando haga preguntas, para saber qué necesidades emocionales va a tener. No estoy preparada, necesito información y prepararme. Consígueme libros.

Muy tranquila para que no notara mi emoción, le prometo traerle libros el próximo día. Hablamos de que estaría bien hablar con psicólogo especialista en adopción para que prepare a la familia ante la realidad.

Llega la hora de irse. Nos damos un abrazo. Subo al coche y llego a casa.

En China, mi hijo ya ha nacido...

11 de junio de 2012

El regreso de "Numero Uno"

Dos de la mañana. Mi angel de la guarda particular descansa junto a mi en la cama y yo no puedo dormir. Nuestro querido "Numero uno", nunca olvidado pero sí archivado ya en un rinconcito de nuestros corazones, ha irrumpido hoy de nuevo con la fuerza del agua contenida en una presa que se abre de repente. Mil sentimientos se han apoderado de nosotros hoy al conocer (por una de esas milagrosas coincidencias que hace tiempo sabemos que no existen) cuál es tu estado actual, cómo te encuentras, quiénes te cuidan. Sentimientos encontrados que se han agolpado en nuestros corazones: alegría por saber que ya no eres uno más sino que te están cuidando con el mimo y las atenciones que te mereces, tristeza por enterarnos de que no estas donde pensábamos, rabia por sentir que no se nos ha contado toda la verdad (al menos eso siento yo hoy... Tu madre, mas empatica que yo, ha conectado enseguida con el origen de esas "mentiras piadosas", pero a mi hoy me resulta imposible hacerlo...).

La vida da muchas vueltas, querido "Numero Uno", no desesperes. A pesar de todo estoy seguro que algún dia serás muy muy feliz con gente que te quiera tanto como nosotros pero además sepa lo que necesitas y como cuidarte. Yo solo se que hoy vuelvo a tener un nudo en la garganta y que no puedo dormir...

Me aferraré un dia más al pensamiento resiliente, a las frases que me motivan para seguir con fuerza en el camino. "Cuanto mayor es la dificultad, mayor es la gloria" (Cicerón). Aun así, duele.

25 de mayo de 2012

Dia de contrastes

Sí, hij@, ya sé que tu padre es un pesado por escribir dos entradas en el blog el mismo día (bueno, técnicamente no, que es la 1:30 de la mañana, pero para el caso...). El tema es que hoy ha sido un día intenso, de contrastes, y necesito contártelo. Vamos a ello...

Antes tenemos que remontarnos a la tarde de ayer. Varapalo para unos buenos amigos (ya te he hablado de ellos en la entrada anterior), emociones contenidas para mantener el tipo y poder ayudar -que si nos ponemos también a llorar nosotros de poca ayuda íbamos a servir- y mente analítica, fría, objetiva en la medida de lo posible para aportar caminos, algo de luz, algo de esperanza a una vía intrincada pero por la que merece la pena luchar. "Cuanto mayor es la dificultad, mayor es la gloria"...

Hoy, a primera hora, reunión de valoración. Quizás para buscarte a tí, quizás a tu herman@ ¿quién lo sabe? Lo que se planteaba como algo complicado ha resultado ser mucho más sencillo de lo que pensábamos: tu madre y yo tenemos las cosas taaaan claras, te deseamos tanto, tanto, tantísimo... Creo que finalmente conseguimos transmitir el mensaje entero en la reunión anterior y así nos lo han hecho ver hoy. Gracias a Dios. Ojalá este paso nos acerque realmente un poco más a tí y permita que pronto te estemos dando todo el amor, todos los cuidados y podamos cubrir todas tus necesidades. Porque te lo mereces. Porque eres la personita que "paga el pato" en todo este mundo de crisis, falta de recursos, retrasos administrativos, bur(r)ocracia... Y no es justo. Así que ojalá esto nos acerque a tí un poco más.

Después el trabajo. ¡Ay, el trabajo! En fin, es necesario (que hay que comer y pagar la casa) y además, hoy en día, somos verdaderos privilegiados por tener trabajo los dos. Así que ni una sola queja al respecto. Apretar los dientes, cargar con lo que venga y a seguir con toda la profesionalidad del mundo. Venga lo que venga. Pase lo que pase.

Por la tarde, zafarrancho de combate: a pesar de que tu madre y yo procuramos tenerlo todo siempre bien, la casa es grande y nosotros tenemos muchas cosas a la vez, así que hoy tocaba poner en orden algunas cosillas que había por ahí. Extenuación física pero contentos de ver los cambios y de poder hacerlo juntos.

Por en medio de todas estas cosas, mil mensajes de whatsapp, facebook, correo... con nuestros amigos. Hoy era un día muy importante para saber cómo abordar su problema. Ya parece que está claro el camino. Ahora solo queda buscar todos los apoyos posibles y enfocar el tema de la mejor forma posible. Ojalá consigamos ayudarles en esta elección tan trascendental... ¿Sabremos hacerlo? ¿Nos estaremos equivocando con el enfoque y, por ende, les estaremos equivocando a ellos en la decisión más importante de sus vidas? Te aseguro que llevo todo el día dándole vueltas a esto sin encontrar respuestas... Sólo sé que me resulta imposible quedarme de brazos cruzados viendo cómo lo pasan mal y sabiendo lo que están sufriendo con las dudas, la incertidumbre, el desconcierto y el desconsuelo habitando en sus corazones, así que no, me niego a no actuar. Si meto la pata... que Dios me perdone. Fué con la mejor intención.

Y por último, tras hablar con tu abuela y contarle un poco cómo ha sido el día, llega la hora de descansar un rato. Normalmente veríamos un rato cualquier serie ligera en la tele para desconectar del día y a la cama. Pero hoy, mira tú por dónde, echaban una de esas películas redondas, para quitarse el sombrero. "Las Sandalias del Pescador", con un Anthony Queen en uno de los mejores papeles de su vida. No sólo la hemos visto entera, sin dormirnos, sino que me ha encantado volver a verla. Creo que los valores que promueve son los que faltan hoy en día y por eso estamos como estamos en este mundo. Lealtad, afecto, capacidad de perdonar, sinceridad y, sobre todo, caridad. Hay muchas cosas que se pueden aprender viendo esta película. Creo que, pese a que mañana me acordaré todo el día de haberme acostado tan tarde, habrá merecido la pena para no perder el norte en el mundo que nos ha tocado vivir. Eso fue lo que nos transmitieron tus abuelos a mamá y a mí y eso es lo que queremos transmitirte a tí en el futuro, la experiencia de vida principal que nos gustaría legarte: una pirámide de valores equilibrada, correcta, sólida como una roca y bien construida. Ojalá lo consigamos.

Te queremos, estés donde estés. Dulces sueños, hij@ mí@.